04/12/2013

O Grove se consolida como el principal puerto de Galicia para la venta de centollo

La lonja grovense obtiene los mejores ingresos en el arranque de la campaña – Las cifras oficiales hablan de 51 toneladas vendidas en las «rulas» gallegas
Las dos primeras semanas de campaña de pesca del centollo en Galicia permiten concluir que O Grove se consolida como principal puerto para esta especie, ya que es aquí dónde alcanza los mejores precios. También puede destacarse que este crustáceo brilla por su ausencia -ya se había denunciado hace días que la pesca ilegal le ha hecho mucho daño-, si bien es cierto que en las últimas jornadas parece detectarse una tímida recuperación.

Otra lectura a tener en cuenta es que el precio se mantiene respecto a campañas anteriores -debe incrementarse a medida que se acerque la Navidad-, pero sobre todo los expertos en este producto destacan que quizás tenga mejor calidad y sabor que nunca.

Si se toma como referencia la primera semana de campaña, pues los datos oficiales pueden aproximarse más a la realidad, ya que de la segunda todavía no hay referencias definitivas, puede decirse que se vendieron 36 toneladas de centolla en Galicia, por valor de 267.000 euros, frente a las 64 toneladas de la primera semana de pesca en noviembre de 2012.

La comparativa

Asimismo, la campaña navideña de 2011 arrancaba con 30 toneladas -6 menos que ahora-, la de 2010 comenzaba con 42 toneladas y en la primera semana de pesca de 2009 se vendían en las rulas 76 toneladas de producto.

Si la referencia a analizar son las dos semanas que han transcurrido ya de campaña extractiva, hay que incidir en que aún quedan datos de algunas lonjas por incluir en el listado definitivo, por eso las 51 toneladas de crustáceo oficialmente vendidas hasta ahora -desde el día 18 de noviembre- están muy lejos de la realidad.

En cuanto se incorporen las operaciones de la semana pasada esas 51 toneladas de centolla subirán y puede que incluso superen las 63 toneladas de las dos primeras semanas de 2011 o las 71 toneladas del mismo periodo de 2010.

Lejos de 2009

Lo que parece improbable es que se alcancen las 120 toneladas de centolla que, por valor de casi 700.000 euros, vendieron las lonjas gallegas en las dos primeras semanas de la campaña navideña de 2012; o aquellas 124 toneladas que supusieron en primera venta 905.000 euros en las dos primeras semanas de 2009.

Con estos antecedentes en la mano, a continuación pueden resumirse las cifras de primera venta manejadas en las diferentes rulas de la comunidad gallega:

O Grove. La lonja grovense es de las pocas que incorporaron ya a los listados de Pesca de Galicia -la plataforma dependiente de la Consellería do Medio Rural e do Mar- los datos referidos a las dos primeras semanas de actividad.

En esos diez días reales de operaciones la rula grovense comercializó más de 10 toneladas de centolla, por valor de unos 126.000 euros.

Ni que decir tiene que en el puerto grovense es donde más dinero se facturó por este producto, demostrándose de nuevo que la centolla de O Grove cotiza al alza y tiene un enorme prestigio dentro y fuera de la localidad.

El precio máximo en este caso rondó los 24 euros por kilo, pero quizás resulte más significativo decir que en ningún momento bajó de los 6 euros.

Cambados. La lonja cambadesa también aportó los datos de los diez primeros días de actividad. En este caso fueron algo más de 3 toneladas de producto, por valor de 51.000 euros, con un precio máximo cercano a los 25 euros por kilogramo y una tarifa mínima que se quedó en 5 euros por kilo.

Vigo. En la lonja de Vigo los datos oficiales se refieren, por ahora, a los nueve primeros días de campaña. Fueron 1,7 toneladas de centolla, vendidas por cerca de 19.000 euros. El precio máximo o primer «mío» llegó en el puerto olívico a los 23 euros, pero las tarifas se desplomaron a medida que avanzaban las subastas, para ofrecer mínimos de solo 3 euros por kilo.

A Coruña. En la lonja de A Coruña los datos oficiales que se conocían ayer eran referidos a los ocho primeros días de actividad. En ese periodo se comercializaron cerca de 20 toneladas de este crustáceo, es decir, prácticamente el doble que en O Grove. Sin embargo, los ingresos en la ciudad herculina se quedaron en 91.000 euros, o lo que es lo mismo, 35.000 euros menos de lo que se obtuvo en el puerto grovense.

Un dato a tener en cuenta es que en la lonja de A Coruña el precio máximo no llegó a los 20 euros por kilogramo, mientras que el mínimo se desplomó de tal manera que constan pagos de centolla a 0,33 euros por kilo, lo cual constituye una clara evidencia de que estas tarifas solo sirven para desvirtuar los datos oficiales globales.

Esas bajas cantidades se pagan a veces por un lote que puede quedar tirado en medio de la subasta, o por una pieza de centollo sin patas o que apenas sirve para hacer sopa.

Sin embargo, al cotizar en lonja igualmente, lo que se hace es marcar un precio mínimo ridículo que también baja la cotización media y que, como queda dicho, altera el valor real de este preciado producto.

Muros. La muradana es otra de las lonjas consideradas importantes en lo que a ventas de centollo se refiere.

En este caso hasta ayer se habían incluido los datos referidos a cinco días de actividad, en los que se vendieron más de 5 toneladas, con unos ingresos de 34.000 euros. El precio máximo en este puerto alcanzó los 20 euros.

Ribeira. También en Ribeira suelen venderse importantes cantidades, pero es una de las lonjas que tardan más tiempo en incorporar sus datos de ventas a la Plataforma Pesca de Galicia. En esta rula arousana hicieron oficiales los resultados de cinco subastas, con cerca de 6 toneladas de producto valoradas en algo más de 45.000 euros.

Durante ese arranque de actividad en este puerto arousano el precio máximo fueron 18 euros por kilogramo, con un mínimo de 2 euros.

 

Publicado por Faro de Vigo el 3 de diciembre de 2013.

RECENT POSTS

    Deja un comentario