09/11/2014

La centolla de la ría vuelve a la mesa

 

Hoy se largan los aparejos. Y mañana, el rey del marisco regresa a las lonjas desde las que reconquistará un mercado que se extiende ya por todo el país.

Sí señores, la Navidad está definitivamente cerca. No es solo que el calendario vaya enfilando la mitad de noviembre, ni que el tiempo se haya puesto frío y lluvioso. Es que, además, uno de los grandes protagonistas de los banquetes navideños, el centollo, está preparando su entrada en escena. Hoy, las flotas con base en los puertos de O Grove y Cambados saldrán al mar para lanzar los aparejos. Y mañana, si las capturas son propicias, las largas patas del sabroso crustáceo se agitarán en las lonjas.

Si el centollo es el rey de los mariscos, el de O Grove es el rey de reyes. Desde que arranca la campaña, la sala de subastas de O Corgo se llena de compradores que llegan hasta aquí atraídos por la calidad, «moi estable», de las centollas. De las buenas cualidades del marisco que allí se subastan dan cuenta los comercializadores locales. Lourdes Naveiro es una de ellos. Cada año adquiere en la lonja de O Grove varios miles de kilos de centollo que luego canaliza hacia mercados repartidos por todo el país. «Madrid e Barcelona siguen sendo os destinos máis importantes, pero agora mándase para todos os sitios», sentencia esta clienta habitual de la lonja grovense.

Lola Campos, gerente de Trelles, también compra importantes cantidades de centollo en O Grove. En realidad, adquieren en esta lonja «el 99% del centollo que trabajamos» y que canalizan hacia mercados que se extienden por la mitad norte de la península. «Mandamos mucho para el País Vasco, que está empezando a ser una muy buena zona», explica. Hay otros indicios que apuntan que la gerente de Trelles tiene razón, y que el norte peninsular está demandando cada vez más centollo del que capturan en O Grove: los compradores llegan hasta la lonja desde Asturias y el País Vasco dispuestos a llevarse el producto que precisan.

Es el caso, por ejemplo, de Viveros San Antón. Esta empresa de Getárea (Guipúzcoa), lleva más de una década adquiriendo en O Grove el centollo que sirven a sus clientes, repartidos por toda España. «El producto es distinto. El centollo gallego, sobre todo el de la ría de Arousa, es particular, fácilmente distinguible por el comensal», explica el director de márketing de esta empresa vasca. ¿Y qué pasa con el centollo que se pesca en el Cantábrico? «El de aquí no tiene tanta calidad, ni la misma regularidad que encuentras en la lonja de O Grove», señalan desde esta empresa comercializadora.

David Rivas es el gerente de Palacio de Cristal, una afamada marisquería de Burela. El éxito del negocio ha llevado a sus responsables a abrir una tienda de marisco online que está funcionando con notable éxito. «Compramos centolla de O Grove tanto para nuestro local como para nuestros clientes en Internet», señala el hombre que está detrás de esta marca de calidad. Cada vez que acude a la lonja meca se lleva grandes cantidades de marisco. «Para mí es la mejor centolla que hay, tiene mucho que comer y dá un caldo amarillo buenísimo». Y es que él no tiene dudas: «El centollo de O Grove es el mejor que hay en estos tiempos». Queda dicho.

 

Publicado en La Voz de Galicia el 9 de noviembre de 2014.

RECENT POSTS

    Deja un comentario